Seguro que recientemente has oido hablar sobre la inversión pasiva, pero no te ha quedado claro qué significa.

Es un tipo de inversión cuya popularidad ha crecido mucho en los últimos años, y con razón, dado que sus resultados están siendo excelentes.

Yo mismo desconocía la inversión pasiva hace unos años, y la encontré por casualidad. Eso sí, desde que la descubrí me ha enamorado, y ahora es mi método favorito de inversión.

En este artículo te voy a explicar qué es la inversión pasiva, cuáles son sus principales ventajas y características, y cómo puedes invertir siguiendo esta estrategia.

Aprenderemos la diferencia entre fondos indexados, fondos de inversión, elegir tus propias acciones, y mucho más.

¿Tienes ganas de saber cómo puedes beneficiarte de las grandes ventajas de la inversión pasiva? ¡Vamos a ello!


¿Qué es la inversión pasiva?

 
¿Qué es la inversión pasiva?
¿Qué es la gestión pasiva de fondos?

La inversión pasiva consiste en invertir en todas las empresas que componen el mercado.

La estrategia pasiva no trata de identificar cuáles son las compañías que van a crecer más en el futuro. Su enfoque es radicalmente opuesto. En lugar de intentar adivinar qué empresa va a ser la siguiente Amazon, la inversión pasiva se basa en invertir en todas las empresas de un mercado.

De esta forma, seguro que invertirás en la próxima Amazon, Facebook o Google, cuando surja.

El objetivo de la inversión pasiva es obtener la misma rentabilidad que el mercado. Por eso a este tipo de inversión se le denomina gestión pasiva.

No intenta encontrar una empresa que vaya a multiplicar su valor por 10 en pocos años. Se conforma con crecer al mismo ritmo que todas las empresas.

John C. Bogle es considerado el padre de la inversión pasiva, dado que fundó el gestor de fondos Vanguard en 1975. John Bogle es uno de los responsables de que los fondos indexados sean accesibles para todo el mundo, y todos los inversores le estamos muy agradecidos 🙂

Ahora vamos a pasar a ver las ventajas de invertir siguiendo este método.


Ventajas de la inversión pasiva

 
La inversión pasiva tiene grandes ventajas.

Este tipo de inversión se está haciendo muy popular recientemente, y la culpa la tiene su sencillez y sus buenos resultados.

Voy a resumirte sus principales ventajas:

  • Bajas comisiones: sus costes son muy bajos, gracias a que sólo hay que elegir el índice de referencia que se quiere replicar, y copiarlo. Nada más.
    A diferencia de la gestión activa, no es necesario pagar a un equipo de analistas que escojan las empresas que van a crecer más en el futuro, lo que reduce sus costes significativamente.
  • Alta rentabilidad: la inversión pasiva es capaz de obtener una rentabilidad muy alta. Un buen ejemplo es el índice S&P500, que ha obtenido una rentabilidad anualizada del 10% en los últimos 100 años.
    Al invertir en el S&P500 estás invirtiendo en las 500 empresas más grandes de Estados Unidos, lo que significa que inviertes en toda la economía de este país.
  • Gran sencillez: este método de inversión es muy sencillo, por lo que no tendrás que dedicarle apenas trabajo. Sólo tienes que elegir los mercados en los que quieres invertir, y sentarte cómodamente a ver los resultados.
    Olvídate de pasarte horas analizando empresas para elegir la mejor. Gracias a la gestión pasiva podrás invertir en todas 🙂

Resumiendo: de una manera fácil y sencilla, podrá obtener una buena rentabilidad y a la vez pagar unas comisiones bajas.

Estas son las razones por las que cada vez más gente elige invertir de forma pasiva . De hecho, en 2019 la inversión pasiva superó por primera vez a la gestión activa en Estados Unidos, en términos de volúmen de dinero gestionado por fondos de renta variable.

Desfortunadamente en España todavía vamos muy por detrás. A finales del 2019 los fondos de inversión pasiva representaban un 3% del total. ¡Pero, tu puedes ayudar a cambiar eso!


Diferencias entre gestión pasiva y gestión activa

 
Hay grandes diferencias entre la gestión pasiva y la gestión activa.

La principal diferencia entre la gestión pasiva y la gestión activa es su estrategia de inversión.

La gestión activa intenta, a través del análisis de cientos de empresas, encontrar las compañías que van a obtener los mejores resultados en el futuro. Es decir, las empresas con el mayor crecimiento.

La gestión pasiva sabe que es muy poco probable batir al mercado, por lo que prefiere invertir en todo el mercado. Así se asegura obtener la misma rentabilidad que todas las empresas que lo componen.

Una de las mayores desventajas de la gestión activa son las altas comisiones que cobran.

La gestión pasiva tiene unas comisiones 10 veces más bajas que la gestión activa

El equipo de analistas financieros que hace el trabajo de elegir las empresas con mayor potencial tiene que cobrar un sueldo, y esto hace que el coste de la gestión activa sea, de media, 10 veces más caro que la gestión pasiva.

Imagino que ahora te estarás preguntando: ¿puede que la gestión activa obtenga una rentabilidad superior a la gestión pasiva, y por eso merezca la pena pagar estas comisiones tan altas?

Sin embargo, no es así. Y voy a explicarte por qué.


Rentabilidad de la inversión pasiva vs activa

 
No es fácil saber cómo empezar a invertir en bolsa

Como he comentado antes, hay muchos estudios que se han centrado en analizar la rentabilidad de la inversión pasiva y la invesión activa, para averiguar cuál obtiene los mejores resultados.

Hoy vamos a centrarnos en un estudio que me leí hace un tiempo y me gustó mucho.

Se basó en analizar los datos de los diferentes fondos de inversión de Estados Unidos, comparando su rentabilidad con la del índice S&P500. El periodo de tiempo utilizado es desde el año 2003 al año 2018.

Con toda esta información, obtuvo los siguientes resultados. SPOILER ALERT – Te van a sorprender

Tras un periodo de 15 años, el 92,4% de los fondos de inversión de Estados Unidos obtuvo peor rentabilidad que el índice S&P500.

Esto significa que tan sólo el 7,6% de los fondos de inversión consiguió superar al mercado. La probabilidad de que obtengas mejores resultados que el mercado es muy baja.

Es interesante observar cómo, el primer año «sólo» el 63,5% de los fondos fue superado por el S&P500. Y, con el paso del tiempo, cada vez más fondos iban mordiendo la lona.

Esto nos hace ver que es fácil tener 1 año bueno, y obtener grandes resultados. Por eso es importante evaluar un producto de inversión a lo largo de los años.

En mi opinión, cuanto más largo sea el periodo de muestra, más probable es que sus resultados se sigan repitiendo en el futuro (aunque nadie lo puede asegurar, rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras).

Si quieres acceder al estudio completo, puedes descargártelo aquí (está en inglés).


Productos de inversión pasiva

 
Hay muchos productos de inversión pasiva

Ahora que ya he captado tu atención mostrandote todas las bondades de la inversión pasiva, y como es muy probable que acabes obteniendo mejores resultados que con la gestión activa a largo plazo, vamos a ver los productos de inversión que te ofrece la gestión pasiva.

Estos producos son principalmente dos:

  • Fondos Indexados: también conocidos como fondos índice, son fondos de inversión de renta fija o variable que tratan de replicar el comportamiento de un índice del mercado
  • ETFs: son muy parecidos a los fondos indexados, dado que también consisten en copiar el comportamiento de los índices del mercado

Las principales diferencias entre los fondos indexados y los ETFs radican en la cotización y la fiscalidad. Si quieres conocer estas diferencias, te las explico en este artículo.

Una de las grandes ventajas de la inversión pasiva es que puedes invertir en practicamente cualquier mercado del mundo.

Si te interesa la bolsa, existen fondos indexados a los principales índices, como el Nasdaq 100, S&P500 e IBEX 35.

Pero la cosa no acaba aquí. Puedes indexarte a cualquier tipo de activo que se te ocurra buscar. Por ejemplo, existen ETFs que siguen el valor del oro.

¿Quieres invertir en el sector inmobiliario pero no tienes dinero suficiente para comprar una casa? No te preocupes, los fondos indexados están aquí para ofrecerte acceso a los mercados inmobiliarios de todo el mundo.

Cualquier mercado que puedas imaginar, es muy probable que exista un fondo indexado que replique su comportamiento. Y lo mejor, con unas comisiones muy bajas. ¿Qué más puedes pedir?

Accede aquí a mi guía sobre los fondos indexados


Cómo comenzar a invertir de forma pasiva

Invertir en fondos indexados es muy sencillo. Gracias al avance de la tecnología y de internet, hoy en día puedes invertir en ellos de una forma cómoda y sencilla.

Voy a distinguir dos métodos, según tu perfil de inversor y tus circunstancias personales.


Robo advisors

 
Los robo advisors son una gran forma de invertir en fondos indexados.

En mi opinión los roboadvisors son la forma más cómoda de invertir en fondos indexados. Son gestores automatizados que diseñan una cartera adaptada a tu perfil de inversor y tu tolerancia al riesgo.

Una ventaja de esta estrategia es que reduces el riesgo de invertir donde no debes, El robo advisor selecciona fondos indexados de calidad, que siguen a las principales economías del mundo, como Estados Unidos, Europa y Japón.

Esto implica que reduces el riesgo de invertir en un fondo indexado que acabe obteniendo una rentabilidad muy negativa, dado que el equipo de analistas del robo advisor ha hecho su análisis y seleccionado los mejores fondos indexados para ti.

Otra gran ventaja es que son muy cómodos. Tan sólo tienes que transferir el dinero, y ellos se encargan de hacer todo el trabajo por ti. En ese momento sólo tienes que sentarte a ver cómo tu cartera de inversiones va evolucionando.

Los robo advisors te hacen un conjunto de preguntas para determinar tu perfil de inversor, y asignarte una cartera acorde a tus circunstancias. Además, te permiten invertir tanto en carteras de fondos como planes de pensiones.

Mis robo advisors favoritos son Inbestme e Indexa Capital. Los dos tienen carteras indexadas con buenas rentabilidades y bajas comisiones.

Actualmente, Inbestme tiene una promoción por la que te ahorras su comisión de gestión durante un año, y además te regala 50€ por abrirte una cuenta y empezar a invertir con ellos.

Accede a sus carteras indexadas y su promoción con este enlace.

 
Ve a la promoción de Inbestme
 

Si quieres aprender más sobre los robo advisors, aquí tienes mi guía completa sobre cómo invertir con un robo advisor.


Crear tu propia cartera de fondos indexados

Esta estrategia consiste en que tú mismo eliges los fondos indexados y ETF que van a componer tu cartera.

Este método es adecuado para gente que quiere tener un mayor control sobre su plan de inversión, dado que tú seleccionas los activos.

Si inviertes con un robo advisor, no puedes elegir los fondos indexados en los que se invertirá tu dinero. Esto no es necesariamente bueno o malo, simplemente depende del tipo de inversor que seas.

Otra ventaja de esta estrategia de inversión es que las comisiones que pagas son más bajas. Los robo advisors te cobran una comisión de gestión por sus servicios, normalmente alrededor del 0,4%. Esto te lo ahorras cuando tú gestionas tu cartera.

Este ahorro del 0,4% puede parecer pequeño, pero con el paso de los años, el interés compuesto hará que tenga un impacto relevante en tu cartera.

Lo importante aquí es seleccionar plataformas de inversión que te den acceso a fondos indexados de todo el mundo y con unas comisiones bajas. Mi favorito es el bróker DEGIRO, que te permite acceder a 200 ETFs de forma totalmente gratuita.

Si quieres aprender más sobre este gran bróker, échale un vistazo a mi super-guía de DEGIRO.


Conclusiones sobre la inversión pasiva

 
Conclusiones sobre la inversión pasiva

He oido muchas opiniones sobre la gestión pasiva, siendo la gran mayoría positivas.

La inversión pasiva es una gran forma de invertir tu dinero. De hecho, yo creo que es la mejor forma de empezar a invertir en bolsa, y comenzar tu camino hacia la independencia financiera.

Esto se debe a que es un método de inversión sencillo, con unas comisiones bajas y una alta rentabilidad. También te ofrecen una gran diversificación, al poder invertir en muchas empresas a la vez.

Además, hemos visto que a largo plazo es muy probable que obtengas mejores resultados siguiendo la inversión pasiva, sobre todo si sigues a índices con buenos resultados como el S&P500.

Una de mis estrategias favoritas es invertir regularmente en un fondo indexado al índice S&P500, que ha obtenido una rentabilidad anualizada del 10% en los últimos 100 años.

Yo mismo tengo una parte importante de mi cartera invertida siguiendo esta estrategia, y por ahora me está dando grandes resultados.

Según tu perfil de inversor, tendrá más sentido invertir a través de un robo advisor o crear tu propia cartera de fondos indexados.

Si no lo tienes claro, siempre puedes probar ambas opciones, y evaluar con el tiempo cuál te gusta más.

Por último, si ahora estás pensando no invertir a corto plazo por la crisis del coronavirus, te recomiendo que veas la evolución del precio del índice S&P500 en los últimos 70 años.


Más artículos relacionados con invertir en bolsa

Si quieres aprender más sobre inversión pasiva y la bolsa, te recomiendo los siguientes artículos del blog:

Esto ha sido todo por hoy, espero que te haya gustado mi post sobre la inversión pasiva.

Si tienes alguna duda sobre este artículo, usa la sección de comentarios, estoy aquí para ayudarte

COMPÁRTELO!
Categorías: Acciones - La Bolsa

Gonzalo Candela

Estoy convencido de que la bolsa es la mejor forma de hacer que el dinero trabaje para ti. En mi blog explico cómo puede cualquier persona hacerse dueña de su destino financiero y ganar dinero invirtiendo

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres invertir pero no sabes cómo empezar?
Accede a mi mini-curso para invertir en bolsa. 6 vídeos para adentrarte en el mundo de la inversión
Puedes leer nuestra política de privacidad aquí.
Don't miss out. Subscribe today.
×
×
WordPress Popup Plugin