Cuando empiezas a invertir en bolsa, es habitual ignorar el efecto que la divisa puede tener en tus inversiones.

Esto es un gran error, dado que la rentabilidad de nuestra cartera no dependerá sólo de cómo le vaya a los activos que hayamos elegido, sino que también influirán las fluctuaciones del cambio de moneda.

Pero, ¿en qué consiste el efecto divisa? Y sobre todo, ¿como puedo reducir su impacto en mi cartera? Estas son preguntas que nos hacemos cuando empezamos a invertir en otro país.

Entender bien cómo funcionan nuestras inversiones en otras monedas como el dólar es muy importante para diseñar nuestra estrategia de inversión. Y sobre todo, para poder dormir tranquilo por las noches.

En este artículo voy a explicar qué es el efecto divisa y cómo pueden los inversores reducir su impacto. ¿Quieres saber más?

¡Vamos allá!


¿Qué es el efecto divisa?

¿Qué es el efecto divisa?

El efecto divisa consiste en el impacto que tiene la variación del tipo de cambio de la divisa en el rendimiento total de tu inversión.

También es conocido como riesgo de divisa. Sólo aplica cuando inviertes en activos que están en otra moneda diferente a tu moneda local.

Es decir, si sólo inviertes en empresas de España o mercados de la Zona Euro, no tienes que preocuparte por el cambio de divisa. Todos tus productos de inversión estarán en tu moneda local, el euro.

Pero, si por ejemplo decides invertir en empresas de Estados Unidos, sí que te influirá. Al invertir en países extranjeros con otra moneda, la rentabilidad de tu cartera seguirá la siguiente fórmula:

Rentabilidad total = Rentabilidad de la inversión + Variación del tipo de cambio

Como ves, la rentabilidad total que obtengas ya no dependerá sólo de cómo le vaya a la empresa o fondo de inversión que hayas elegido. También te influirán las fluctuaciones que sufra la moneda extranjera frente a tu moneda local.

No importa si inviertes en renta fija o renta variable. Si el activo en el que inviertes está en otra moneda, te impactará el tipo de cambio de divisa. Por eso es tan importante hacer una buena gestión del efecto divisa.

Conviene resaltar que el efecto divisa no tiene nada que ver con el forex, que consiste en la inversión en el mercado de divisas.

Cómo influye el cambio de divisa en nuestra cartera

¿Cómo influye el tipo de cambio en nuestra cartera?

Entender cómo funciona el cambio de divisa y su impacto en nuestras inversiones es muy importante. De esta manera podremos reducir su riesgo.

Vamos a ver cómo influyen las fluctuaciones de las divisas, en función de nuestro caso:

Si vamos a comprar, es decir, a invertir:

  • La devaluación de la moneda extranjera nos permite comprar más acciones, por lo que nos beneficia
  • El fortalecimiento de la moneda extranjera hace que podamos comprar menos acciones, por lo que nos perjudica

Si vamos a vender nuestras inversiones:

  • La devaluación de la moneda extranjera hace que nuestra inversión valga menos en la moneda local, nos perjudica
  • El fortalecimiento de la moneda extranjera hace que nuestra cartera valga más en la moneda local, nos beneficia

Si nuestra estrategia se basa en el cobro de dividendos:

  • La devaluación de la moneda extranjera reduce el valor de los dividendos en nuestra moneda local, por lo que nos perjudica
  • El fortalecimiento de la moneda extranjera aumenta el valor de los dividendos en nuestra moneda local, por lo que nos beneficia

Como ves, según tu situación y tu estrategia de inversión la subida o bajada de la divisa extranjera te beneficiará o te perjudicará.

Por lo general, cuando estás empezando a construir tu cartera, te conviene que la moneda extranjera esté devaluada. Así podrás comprar «más barato», adquiriendo más acciones o participaciones de fondos de inversión.

Una vez que llevas unos años invirtiendo y tu cartera ya tiene un valor importante, querrás que la moneda extranjera se revalorice, y tu inversión valga más.

Ejemplo 1 del cambio de divisa

Si llegado a este punto lo ves todo un poco confuso, no te preocupes, es normal. Estamos hablando de conceptos financieros complejos, y no es fácil comprenderlos de primeras.

Por eso vamos a ver un ejemplo con números, que es como mejor se entienden las cosas.

Miguel vive en España, cobra su sueldo en euros, por lo que su moneda local es el euro. Miguel tiene 25 años, y está empezando a invertir en bolsa.

Es capaz de ahorrar 300 euros cada mes, y los invierte en el índice S&P500. Este índice está formado por las 500 empresas más grandes de Estados Unidos, por lo que está en dólares. Su precio es de 40 dólares por participación del fondo indexado.

Cuando Miguel comienza a invertir, el cambio EurUsd está en 1,10. Por lo tanto, Miguel tiene:

300€ x 1,1$/€ = 330$

Con estos 330 dólares, puede comprar:

330$ / 40$ = 8,25 participaciones del fondo

El siguiente mes el dólar se devalúa mucho frente al euro, y su cambio pasa a ser EurUSD 1,30. Ese mes Miguel invierte de nuevo 300 euros, pero ahora tiene más dólares:

300€ x 1,3 = 390$

Con estos 390 dólares, puede comprar más participaciones del fondo S&P500:

390$ / 40$ = 9,75 participaciones del fondo

Como ves, Miguel está invirtiendo la misma cantidad de dinero, 300 euros, pero está obteniendo muchos más dólares debido a que el tipo de cambio ha ido a su favor. Esto le permite comprar más participaciones del fondo con los mismos euros.

Este es un ejemplo claro de que cuando empiezas a invertir en monedas extranjeras, te beneficia la devaluación de esa moneda.

Ejemplo 2 del cambio de divisa

Han pasado 10 años, Miguel ha ido invirtiendo cada mes 300€, y su cartera ahora vale 70.000$.

Miguel está pensando en comprarse una casa, por lo que quizás tenga que vender su inversión.

Cuando empieza a mirar casas, el tipo de cambio EurUsd es 1,1. Esto implica que Miguel tiene en ese momento:

70.000$ / 1,1$/€ = 63.636€

Perfecto, esta cantidad es suficiente para la entrada de su casa nueva.

Al cabo de un mes, Miguel ya ha encontrado la casa en la que quiere vivir. En ese momento mira el tipo de cambio, y ve que el dólar se ha devaluado mucho, siendo el tipo de cambio EurUSd 1,3. Por lo tanto, la inversión ahora vale:

70.000$ / 1,3$/€ = 53.840€

¡El resultado es que Miguel ha perdido práticamente 10.000€ debido al tipo de cambio! ¿Cómo puede ser?

Al estar su inversión en dólares, la gran bajada que ha tenido el dólar respecto al euro le ha impactado mucho.

Este es un buen ejemplo de que una vez que vas a vender tus inversiones en otros países, la devaluación de la moneda extranjera te perjudica.

Cómo puedo protegerme del efecto divisa

Aquí te muestro cómo puedes protegerte del efecto divisa.

Ahora que hemos visto ejemplos claros sobre el gran impacto que tiene el efecto divisa, llega la pregunta: ¿cómo puedo protegerme frente a él?

Tener la divisa cubierta es una preocupación de muchos inversores. En mi opinión, hay dos maneras en las que todos podemos reducir el riesgo de divisa:

  • Invertir periodicamente: cuando inviertes regularmente en una moneda extranjera, invertirás cuando la moneda esté devaluada y cuando esté fuerte. Esto implica que, con el paso del tiempo, el efecto del cambio de divisa se diluirá entre todas tus aportaciones.
    De esta manera conseguirás obtener en tus compras el tipo de cambio medio durante todo el tiempo que inviertas. Así, reduces el riesgo de invertir una gran cantidad de dinero justo antes de que se devalúe la divisa extranjera.
    El impacto de esto sería el mismo que cuando haces una gran inversión, y poco después el precio de tu activo baja mucho. Esto no es fácil de digerir psicológicamente, por lo que yo recomiendo invertir cada mes. Así podrás tener una mayor cobertura frente al efecto divisa.
  • Invertir a muy largo plazo: las divisas sufren fluctuaciones en su valor. Si inviertes a corto plazo sentirás más presión cuando la moneda extranjera se devalúe, perdiendo valor tu inversión.
    Sin embargo, si inviertes a más de 10 años, y no tienes prisa por sacar el dinero, las variaciones del tipo de cambio no te afectarán tanto. Las verás como parte de invertir en bolsa.
    Además, si no necesitas sacar el dinero, tienes la posibilidad de buscar un momento «más favorable» para vender. Es decir, si la moneda extranjera sufre una devaluación, puedes elegir no vender en ese momento, y esperar a que la divisa suba.
    Por supuesto, nada te garantiza que la divisa vaya a volver a subir, por lo que es un riesgo que debes asumir.

Estas son las dos formas que yo recomiendo para cubrir tu inversión frente al efecto de las divisas. Además, también te ayudan a protegerte frente a las crisis de la economía y las bajadas de la bolsa.

Es importante destacar que esto aplica a los diferentes productos de inversión que tengamos, ya sean planes de pensiones o fondos indexados.

¿Debo tener en cuenta el efecto divisa a la hora de invertir?

La respuesta a esta pregunta es un sí, pero con matices. Cuando inviertes en monedas extranjeras, debes conocer los riesgos que esto supone.

Como ya hemos visto, la variación de la divisa extranjera respecto a tu moneda local influirá en la rentabilidad de tu inversión. Por lo tanto, siempre debes tener en cuenta el efecto divisa. Es decir, debes estar preparado para él.

Una vez que ya comprendes los riesgos de invertir en otra divisa, puedes aplicar las recomendaciones de la sección anterior. Es decir, invertir cada mes y tener un objetivo a largo plazo.

Esto te permitirá no estresarte cuando tus inversiones se vean afectadas por devaluaciones de las monedas extranjeras. De hecho, como estás invirtiendo regularmente, lo puedes ver como una oportunidad para «comprar más barato».

Aquí en la gráfica puedes ver la evolución del cambio euro/dólar en los últimos 25 años.

Como puedes observar, actualmente el tipo de cambio EurUsd es 1,218. Este es un valor muy parecido al que había en 1995.

Durante estos 25 años, la cotización ha estado por encima de 1,218, y también por debajo. Este es un buen ejemplo de las fluctuaciones que puede sufrir una moneda a largo plazo. Y cómo si inviertes regularmente, el tipo de cambio de tus compras se va compensando.

Mi estrategia respecto al cambio de divisa

Si sigues el blog y has visto el análisis de mi cartera más reciente, sabrás que yo no me preocupo mucho por el efecto divisa. Es algo que escapa a mi control, y por lo tanto, no gasto muchas energías en monitorizarlo.

Sí que tengo claro el impacto que tiene en mis inversiones, y por eso intento reducir el efecto divisa invirtiendo periodicamente y a muy largo plazo. Mi objetivo de inversión es hacer que mi dinero trabaje para mí y aumentar mi patrimonio.

Tengo mi colchón de emergencias para protegerme frente a imprevistos. Esto me permite no necesitar vender mis inversiones si no es el momento adecuado.

Imaginemos que me estoy planteando vender una parte de mis inversiones en Estados Unidos para comprarme un coche. Al revisar mi cartera, veo que el dólar ha bajado mucho recientemente. Como no tengo la necesidad imperiosa de vender mis inversiones, decido esperar a que el cambio sea más ventajoso.

Si realmente necesito comprarme ese coche, puedo elegir vender mis inversiones en mi moneda local, usar mi fondo de emergencias, o aceptar el tipo de cambio y vender mis inversiones en EEUU.

Como ves, si haces las cosas bien y tomas los pasos adecuados, esto te permite tener más opciones. Luego tú decides cual te conviene más según tus circunstancias personales.

Más artículos relacionados con la bolsa

Si quieres saber más información sobre inversión y bolsa, te recomiendo los siguientes artículos de mi sitio web:

Cualquier duda o pregunta que tengas, no dudes en usar la sección de comentarios para preguntarme. Te responderé encantado.

¿QUIERES INVERTIR PERO NO SABES CÓMO EMPEZAR?
Cómo no debes invertir en bolsa
¿QUIERES INVERTIR PERO NO SABES CÓMO EMPEZAR?
Cómo no debes invertir en bolsa
 
Categorías: La Bolsa

Gonzalo Candela

Creo que la bolsa es la mejor forma de hacer que tu dinero trabaje para ti. En mi blog te muestro cómo cualquier persona puede tomar las riendas de sus finanzas y ganar dinero invirtiendo.

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *